alt


 

Nació en Neiva, el 27 de Abril de 1957. Estudió Ingeniería Agrícola, Tecnología Agropecuaria y Administración Agroindustrial, ha realizado postgrados en Alta Gerencia, Dirección Financiera y Desarrollo Organizacional y una Maestría en Administración, esta preparación académica la ha cursado en la Universidad Sur Colombiana,  la maestría fue en convenio con la Universidad del Valle y la última de las especializaciones dictadas por la Universidad Central y Corporación Universitaria del Huila (CORHUILA).  Diplomados en Gerencia del Talento Humano y Mercadeo Estratégico en la Pontificia Universidad Javeriana.
 
Inició su larga trayectoria laboral como conductor de servicio urbano e intermunicipal,  asesor  sindical,  docente en el Colegio Manuel Ascencio Tello de Neiva, gerente de la Central de Transportes del Espinal, Inversiones Coomotor S.A., Expreso la Gaitana, Cofacenieva y miembro principal de las juntas directivas de: Seguros la  Equidad (Vice-presidente), Utrahuilca,  Caja de Previsión Social Neiva, Fenalco,  Terminales de Transportes de la Plata, Garzón,  Pitalito y Neiva, entre otros.
 
Desde el 10 de Abril de 1999, se desempeña como Gerente de Coomotor, empresa que ha consolidado como una de las más importantes organizaciones de transporte en el país, después de haber logrado superar la profunda crisis económica por la que atravesó por espacio de cinco (5) años, como consecuencia del alto endeudamiento financiero cercano a los $6.500 millones, patrimonio económico negativo de -$712 millones y pérdidas acumuladas de ejercicios económicos anteriores de $9.500 millones.
 
Armando Cuellar Arteaga casado con la señora María Isabel Cuenca Hernández (Psicóloga); además cuenta con sus hijos: Marha  Nadiezdha (Psicóloga), Nika Duniezkha (Ingeniera Industrial), Kateuskha y Rayzha Kruzkhaya (estudiantes de Medicina) y Sergio Armando (estudiante de secundaria) con quienes comparte plenamente los éxitos de su vida profesional.   
 
El liderazgo que ejerce se fundamenta en su sensibilidad social y en  la toma de decisiones prontas, seguras y acertadas y en especial, por el respeto al ser humano, como parte fundamental de toda organización. Un hombre que, escucha a sus colaboradores y atiende las recomendaciones de sus directivos y asociados, y en ese ambiente de recepción de opiniones, se ven reflejadas sus determinaciones. Sus logros se deben al gran sentido de responsabilidad que siempre ha tenido con la sociedad, su familia, los amigos y colaboradores.